Magdala Mala

Magdala Mala

110,00 €Precio

El sagrado femenino al servicio del amor

Ella, la Maestra… María, compañera, amante, sabia y sanadora. El reconocimiento de lo sagrado creador al Servicio del AMOR. El amor como la fuerza primordial, sin adjetivos que lo limiten… una joya tejida como una ofrenda.

Contiene:

 

Amatista: es una piedra que desde siempre se ha usado como protectora, piedra de sabiduría y guía espiritual. Se dice de ella que tiene propiedades sanadoras y de limpieza, además de ser una guía para nuestra mente. Equilibra o estimula la mente según sea necesario. Se utiliza para ayudar a desarrollar ideas y llevarlas a la acción. Para desarrollar la intuición, motivación y toma de decisiones. Y como protectora de las energías ambientales negativas. 

Es un cristal básico para usar en meditación porque aporta serenidad y comprensión profunda.

 

Lepidolita: es piedra de calma, confianza y aceptación. Tiene un fuerte efecto relajante, equilibrante y calmante. Trae esperanza en los tiempos oscuros al brindar un sentido de equilibrio y calma. La lepidolita es una piedra de transformación, ya que ayuda a superar las transiciones con la confianza de que finalmente todo saldrá bien. Engendra y mejora el amor propio, la paciencia y el optimismo. Esta es una energía altamente espiritual, que te ayuda a sentir un sentido espiritual de amor, para ti y para los demás. Lepidolita te ayuda a hacer la conexión con el centro más profundo de ti mismo, conocido como la Presencia Divina.

 

Cuarzo Rosa: Es un cristal sanador que libera las penas y las emociones no expresadas. Enseña la verdadera esencia del amor. Calma, aporta seguridad y es muy útil para usarlo en tiempos de crisis. Potencia la escucha al otro, la empatí­a y atrae relaciones de amor verdadero. Usado tradicionalmente para curar heridas del corazón, aportar suavidad y dulzura. Potencia el sentimiento de autoamor y la confianza en uno mismo.

 

Cristal de Cuarzo: el cuarzo es el sanador y amplificador más poderoso del planeta. Absorbe, almacena, libera y regula la energía y es excelente para desbloquearla. Eleva la energí­a al nivel más elevado. Tradicionalmente se ha usado para disolver las huellas kármicas.

 

Cuarzo Ahumado: Es uno de los cristales que nos traen la información más antigua del planeta. Es sabido que los cuarzos descargan la sabiduría universal. En concreto el cuarzo ahumado alivia los miedos y los malos sueños. El temor al fracaso y a ser uno mismo. Aporta una vibración positiva que se expande el espacio y asienta la energía espiritual. Irradia energía desde la coronilla hasta el chakra raíz, iluminando el canal central. 

 

Labradorita: la labradorita es considerada una piedra portadora de luz, transformación y magia. Se dice que limpia, equilibra y protege el aura y ayuda a proporcionar claridad e información sobre su destino, además de atraer el éxito. Se usa para recordar sueños y encontrar formas de usar los sueños en la vida diaria. Se dice que la labradorita aumenta la intuición, la visión, el desarrollo psí­quico, la sabidurí­a esotérica, ayuda con problemas subconscientes y proporciona iluminación mental expandiendo la consciencia. Fortalece la fe en el yo y la confianza en el universo.

 

Punta de Cuarzo Cereza: Favorece la vida, la creatividad, el optimismo y el vigor. Estimula la energía del corazón permitiéndote sentir, atraer y expandir tus sentimientos de amor. Suaviza la tensión en las relaciones, ayuda a pensar con claridad y tiene una influencia calmante. Es un cristal que nos conecta con el gozo de vivir.

 

 

 

Todos nuestros malas son creados como respuesta a una meditación, un sueño o intención noble. Antes de ser entregados son limpiados energéticamente a través de mantras, con la luna llena, aceites esenciales o palo santo. 

 

Ten la certeza de que portas una joya que te habla. Permítete escucharla ;)

 

Swing Malas